Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 27 de octubre de 2008


Aquel lago se situaba en una montaña casi inalcanzable. Comenzó a caer la noche. El frío inundó el ambiente. Todo parecía muy solitario. Sólo se escuchaba el leve ruido del viento.
Al llegar a su destino, los guerreros decidieron descansar en el punto acordado. El lago reflejaba de forma nítida y clara las estrellas, como si de un espejo se tratara; la luna danzaba en sus aguas, mientras la suave brisa le acompañaba.
A medida que avanzaba la noche, el bosque adquiría un ambiente casi desértico. Los guerreros hicieron una hoguera para cobijarse del frío. Cuando el fuego les alumbraba, bailaban, bebían, reían y conversaban. Dejaban pasar el efímero tiempo hasta que llegase el amanecer.

(Elaboración de efectos estilísticos, trabajo de lengua)

No hay comentarios: