Se ha producido un error en este gadget.

martes, 16 de marzo de 2010


Sigo en el mundo, ausente pero viva y en continuo movimiento. Me di cuenta, no hace mucho, de que el camino que debo seguir es un sendero que sólo puede hacerse andando hacia delante, cayendo y volviéndome a levantar. El pasado ya es parte del olvido y el futuro aún no quiere estar conmigo, sólo estamos mi presente continuo e imperfecto y yo.
Por lo pronto, seguiré dibujando arcoiris allí donde se desataron tempestades, mientras el destino y la providencia apuestan mi vida jugando al azar.
Quizás volvamos a encontrarnos, allí donde renacen los sueños; o quizás no.

Amén

1 comentario:

S. Murain dijo...

te lo dije, menos mal que ya te has dado cuent